1 de febrero de 2008

Primer aniversario



¡Qué rápido pasa el tiempo, de verdad, qué rápido!



Cada vez que digo esta frase, me dicen que parezco mayor, tengo treinta años,(uffff, cómo cuesta pasar de década), y ya siento que se pasa el tiempo y hay que disfrutar cada día de un modo especial, ¿pesimista?, nooo, para nada, superoptimista, pues así creo que disfruto más y de mayor no tendré la excusa de decir que no me di cuenta de como pasaron los dias.




Así, el verano pasado fue el primer aniversario de boda del padrino de Isha, ¡un año!,sí, todos tan guapos y bonitos, los niños ayudando en la ceremonia y pensar que ya no le caben los trajes(esto yo creo que a todas las madres nos pasa, ni cuenta y aquel bonito vestido ya ni le entra, jajja, ¡qué hacer!).



Me han declarado la encargada de postres de las celebraciones de la familia, ¿cómo ha pasado esto?, ni cuenta y ya estoy planeando los cumples que se acercan...



Ese día, ya se presupone que Dimpy algo preparará, pues si, era asi, preparé algo muy sencillito, un bizcocho marmolado de lo mas sencillo y vistoso, y lo decoré con cobertura de chocolate blanco, quedó diferente, distinto, nunca había probado la cobertura blanca y quedé satisfecha.



Le puse alrededor una cinta de tela de colores, no estaba muy convencida de ponerle al bizcocho algo que no sea comestible, pero, ¿si queda bonito, por qué no?



Así quedó, facilito y según Isha preciosisimo, los corazones de azúcar los puso ella "muy ordenadamente", y tan contentos nos fuimos a cenar y a recordar anécdotas de ese día especial.



1 comentario:

nievesdq dijo...

Pues sí, la tarta te quedó preciosa, y no dudo que deliciosa. La cobertura la adorna de una forma especial, y hasta el lazo le dá su toque. De este modo, no creo que te salves de seguir siendo la repostera oficial.
Y los adornos de la tarta, con tan importanta "ayudanta", no me extraña que quedaran impecables.
Felcidades, y a seguir proyectando cosas ricas.
Un beso.