10 de febrero de 2008

Triple chocolate muffins





No hay nada mas relajante que hacer magdalenas...






Así de claro.



Una, por naturaleza, es algo nerviosa y ademas esta semana ha sido un pelin estresante, organizar un cumple con 40 niños y sus mamas, la decoración, los regalos y caramelos que habia que dar a los niños , claro, sin contar ya los quehaceres diarios, el trabajo, que Isha andaba medio malita, y demas....¡qué voy a decir que no sepamos!.




Este viernes, de pronto, como si me hubiera invadido un deseo irrefrenable de entrar en la cocina, me puse como loca a hacer muffins, si, ni me fui a buscar alguna receta que me apeteciera ni nada ¡quien tiene tiempo si los muffins tenian que estar hechos ya ya, o sea que ya!




Pues a eso que me puse, con la receta del bizcocho de yogur de la entrada anterior y con algunas variaciones pues asi me quedaron.




Las variaciones son ,que en vez de tres medidas de yogur de harina puse dos y media y la otra media de cacao en polvo, le añadí 100 gr. de pepitas de chocolate negro y 100 gr. de nueces, y ya, rellené papelitos de magdalenas y al horno hasta que estuvieran hechas , unos 15 minutos, siempre con la prueba perfecta del palillo, siempre.




Al sacarlas del horno y probarlas parecían que estaban bastante bien pero, claro,¿y el toque de color que siempre me reclama Isha?, pues derretimos una tableta de chocolate blanco y le hicimos la decoración , y como tenía tres tipos de chocolate pues las vamos a llamar triple chocolate muffins.




Al terminar de recoger la cocina y empaquetar las magdalenas en diferentes tuppers para mis amigas catadoras de postres, me di cuenta que estaba relajadísima, que había sido una terapia fantástica y que ademas iban a disfrutar los mios de unos muffins hechos con ilusión, no hay mejores razones para lanzarme en esos dias de nervios a preparar magdalenas, no hay mejor razón.


7 comentarios:

Kusum dijo...

Con todos los sentidos:
la vista me dice: ¡que bonitas magdalenas!, el oído me hace imaginar las risas de Isha al prepararlas, el olfato me dice: ¡que lástima que no se puedan oler a través del blog!, el tacto me hace imaginarlas bien esponjosas y templaditas y el gusto..... ¡ay, qué lástima tener que imaginarlo! por último, mi "sexto sentido" me dice que esta receta también quiero probarla cuando vengas a Valencia..... a cambio te prometo un arroz al horno ¿vale?
besotes: tu hermana, Kusum

Bea dijo...

Que buena pinta los muffins... te entiendo cuando dices que te tienes que meter en la cocina a hacer algo, "caiga quien caiga"!!! Felicidades para tú "bebé". Un besito. Bea

nievesdq dijo...

Es cierto que la cocina puede ser una buena terapia para los que disfrutamos elaborando recetas, y pienso que somos afortunadas al conseguir que la obligación, se convierta en afición. Yo tengo una amiga que odia tanto la cocina, que es capaz de preparar para comer un arroz blanco,(siempre muy abundante) y comen arroz 3 días seguidos:-(
Bueno, que estos muffins de triple chocolate, a parte de que deben saber a gloria, te quedaron preciosos, con su decoración blanca por encima.
Felicidades.
Un beso.

Su dijo...

Me has animado. Las magdalenas nunca las encuentro a mi gusto cuando las hago, siempre me parecen muy bajas. A ti te han subido un montón. El toque del chocolate blanco genial. Un beso

OLGUIS dijo...

gracias a ti por visitarme.
yo tambien seguire visitandote con frecuencia.
Saludos
olga.

Bea dijo...

¿Dónde tas?... llevas unos días sin aparecer por aquí..... ¿con que planeas sorprensernos? feliz día de San Valentín!!! Besos. Bea

Piuchi ( Rocio) dijo...

madre mía que ricos!! los muffins son mi perdición y si son de chocolate más todavía!! besitos